La Federación de Vela Latina Canaria, que preside Bernardo Salom, ha emprendido un proyecto social para acercar este deporte vernáculo a menores de edad tutelados por las administraciones públicas. A través de la escuela federativa dan sus primeros pasos en la Vela Latina y ya están esperando comenzar a competir con alguno de los botes.

Cada sábado, una veintena de chicos y chicas de entre 10 y 17 años conoce la Vela Latina Canaria, un deporte hasta ahora desconocido para ellos, pero con el que ya van familiarizándose y que les sirve para socializarse.

Este sábado, la consejera de Política Social del Cabildo de Gran Canaria, Isabel Mena, y el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Aridany Romero, asistieron a una de las clases de estos menores y navegaron junto a ellos en uno de los botes de la Escuela de Vela Latina Canaria.

La consejera destacó que “el fin es ayudar a la integración de niños y niñas que están en centro de protección del Cabildo de Gran Canaria, tanto menores recién llegados, como otros canarios. Una actividad de ocio saludable que sirve para enseñarles un deporte autóctono y tener nueva cantera”.

En la misma línea se posicionó el concejal del consistorio capitalino, principal valedor de la Escuela de Vela Latina Canaria: “El deporte es un elemento trasversal de inclusión y de actividad física y este proyecto es un claro ejemplo de ello”.

Por su parte, Bernardo Salom mostró el alto interés de algunos botes por contar con los chicos para competir en la presente temporada y confirmó la total predisposición del ente federativo para facilitar las licencias federativas de los mismos.

Back to top