La San Silvestre de Las Palmas de Gran Canaria ha hecho entrega este lunes de los cheques solidarios correspondientes a la recaudación de la 21ª edición, celebrada el pasado 31 de diciembre, a cinco entidades sociales. 

Al acto de entrega ha acudido la concejala del área de Deportes del ayuntamiento capitalino, Carla Campoamor. El evento también ha contado con la presencia del consejero insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria, Aridany Romero; del gerente de la empresa organizadora Top Time Eventos, Pablo González; y del responsable del Club Deportivo Trican, José Rodríguez. 

Junto a ellos acudieron representantes de las cinco entidades sin ánimo de lucro beneficiarias de la carrera: la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), la Asociación de Familias de Personas con Discapacidad Intelectual y del Desarrollo (Apaelp), Médicos del Mundo, Aldeas Infantiles y Niños con cáncer Pequeño Valiente. 

Los 8.151 participantes de esta última edición han elevado la cuantía hasta los 83.366 euros, lo que se ha podido traducir en un montante de 16.673,2 euros para cada una de las organizaciones.  

La concejala de Deportes, Carla Campoamor, ha subrayado que esta carrera une a toda una ciudad en un objetivo común, al “correr y crear hábitos de vida saludable a través del deporte”. La San Silvestre LPGC es “ciudad, es isla, es fiesta y es solidaridad” y eso “lo vimos en las calles de la capital”, en una de las carreras “más importantes” y que “es ejemplo de lo que queremos para Las Palmas de Gran Canaria”.

Back to top