• El Consistorio capitalino autoriza así, tras la sesión ordinaria celebrada este viernes, la cuantía para las obras del Campo de fútbol de La Suerte, el Centro de Tecnificación de San Lorenzo y el Polideportivo de Jinámar
  • El Consistorio amplía su capacidad de inversión en materia deportiva tras dar luz verde a la construcción de las tres grandes obras previstas en el actual presupuesto del organismo autónomo, confirmando así la mayor inversión en obra pública que jamás ha promovido el IMD en 21 años de existencia

El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado hoy las tres inversiones plurianuales previstas por el Instituto Municipal de Deportes en el presupuesto actual. De esta forma, el organismo autónomo contará con un crédito de 10.604.987,67 euros para afrontar los proyectos del Campo de fútbol de La Suerte, el Centro de Tecnificación de San Lorenzo y el Polideportivo de Jinámar.

En concreto, el IMD destinará para estas tres obras unos 792.864,64 euros en el presente ejercicio, mientras que el año que viene empleará 8.117.649,23 € para continuar con dichos proyectos, finalizando en 2023 con una cuantía de 1.594.473,80 euros.

Cabe destacar que en las cantidades autorizadas están incluidos, además de los gastos de ejecución de la obra, los de su dirección y el 10% correspondiente a su liquidación el último año.

«Con este acuerdo se da luz verde a la tramitación de los expedientes de licitación de las tres obras, que ya cuentan con los informes favorables de la Asesoría Jurídica y del Órgano de Gestión Presupuestaria», explicó el concejal de Deportes, Aridany Romero.

Para el edil capitalino, «hoy es un día importante para el deporte de la ciudad. Damos el pistoletazo de salida a la mayor inversión en obra pública que jamás ha promovido el IMD en 21 años de existencia».

En su opinión, «hablamos de tres obras estratégicas e importantes para el desarrollo de la actividad física y deportiva en los cinco distritos, además de potenciar la cohesión social y ampliar el abanico de disciplinas y actividades».

El plazo de ejecución de las tres obras es de 14 meses, estando previsto su inicio en el presente ejercicio y su finalización en el año 2023.

«Estamos convencidos que estas no serán las últimas inversiones en obras del presente mandato, ya que seguiremos rehabilitando los actuales espacios deportivos combinándolo con nuevas actuaciones», resaltó Romero.

«Las políticas públicas para potenciar la actividad física y el deporte son uno de los pilares de este gobierno progresista, colocándolas en el epicentro de la toma de decisiones del gobierno de la ciudad por su importancia, tanto por cuestiones de salud como elemento vertebrador de cohesión social y generación de empleo, aspectos de gran importancia en estos tiempos marcados por la pandemia», agregó.

Los proyectos

Tras aprobarse esta inversión plurianual, se inician los procedimientos para construir el Parque de Tecnificación de San Lorenzo, que permitirá a los deportistas de toda la ciudad contar, según Romero, «con un espacio único de 115.000 metros cuadrados para la práctica de hasta 14 deportes y disciplinas, muchas de las cuales de difícil desarrollo en otros lugares de la ciudad» como el dual slalom, el senderismo, tiro con arco, crossfit, pumtrack, trialsin trial y trail running, junto con otras como vóley playa, fútbol y fútbol playa, calistenia y baloncesto.

La creación de este parque deportivo, supondrá una inversión aproximada de 3,1 millones de euros, «contemplándose un espacio que respetará la especial orografía del lugar, su valor paisajístico y natural, combinando los usos deportivos con lugares de ocio y descanso para toda la familia, un parque único en Gran Canaria donde conviven la naturaleza con el deporte al aire libre», manifestó Romero.

«Con el proyecto de San Lorenzo, damos respuesta a un compromiso de este gobierno con los vecinos y vecinas de la zona reconvirtiendo el terreno de la antigua presa del Martinón en un parque deportivo con múltiples disciplinas deportivas que, sin duda, se convertirá en un referente de la ciudad», añadió.

Asimismo, el barrio de La Suerte (Tamaraceite) contará con un recinto con dos campos -uno de fútbol 11 y otro de fútbol 7-, ambos con sus respectivos graderíos y una zona de calentamiento, ocupando una superficie de 18.605 metros cuadrados y con un presupuesto de 3,2 millones de euros.

El proyecto incluirá vestuarios para los equipos y los árbitros, cuarto para el auxiliar, almacén, cuarto eléctrico, almacenes para los equipos, una sala destinada a la labor de los fisios, aseos públicos, cantina y gradas cubiertas.

Al mismo tiempo, el espacio dispondrá de un aparcamiento para 80 plazas de coches y 14 plazas para bicicletas, con acceso directo a los campos de fútbol, así como un parque infantil.

«El deporte con más licencias de la ciudad, como es el caso del fútbol, requiere de nuevos emplazamientos para la importante demanda que genera en los cinco distritos de la ciudad. De ahí que hagamos una nueva e importante inversión para la práctica de esta disciplina deportiva».

Finalmente, esta inversión plurianual aprobada en la sesión plenaria incluirá el proyecto del nuevo Pabellón Polideportivo de Jinámar, que dispondrá de un campo de futbol sala, uno de baloncesto, tres campos de minibasket y cuatro de voleibol.

Para Romero, «no es casual la inversion que tenemos prevista en esta zona de la ciudad. Los datos socioeconómicos que arroja este enclave hacen que el IMD contemple importantes esfuerzos para crear nuevas dotaciones deportivas para mejorar la oferta deportiva y los servicios municipales».

Con una superficie total de 1.370,35 metros cuadrados y un presupuesto de 3 millones de euros, esta instalación deportiva contará también con vestuarios, aseos de pista, enfermería y cuartos de instalaciones -zona de depósitos de aguas independientes para uso de vestuarios y contraincendio, con hidrocompresores para ambos cometidos y zona de producción de agua caliente sanitaria, y cuartos de baja tension-, además de las citadas canchas deportivas.

Back to top