En esa lucha sin descanso que estamos librando todos contra los efectos contagiosos del virus COVID-19, desde el Instituto Municipal de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria deseamos contribuir a que se puedan paliar las posibles consecuencias. Prevención, utilización de la mascarilla y distancia social son tres de las herramientas que están a nuestro alcance para hacer frente.

Siguiendo las indicaciones del Gobierno de Canarias, en la arena y en el agua de las playas, sólo se permitirá la actividad física y deportiva de forma individual o por parejas, siempre que no exista el contacto físico.

De otro lado, las actividades dirigidas de surfing, paddle surf, kayaks, canoas, vela ligera, buceo o snorquel, tenis playa y vóley playa y los campus de verano, se permitirá en grupos máximos de 4 personas, tanto en la arena como en el agua.

Asimismo, en el deporte no federado será obligatorio mantener la distancia de seguridad de 2 metros (si no fuera posible, se establecerán grupos burbuja de un máximo de 4 personas incluido el monitor). Asimismo, se establece el máximo del 50% del aforo al aire libre y del 33% en interiores con la garantía de ventilación en los espacios cerrados.

En relación a la actividad federada de ámbito regional o insular, se prohíbe en interiores, así como cualquier tipo de práctica al aire libre en la que no se pueda mantener la distancia de 2 metros permanentemente y se requiera un número de participantes superior a 4. Continúan prohibidas las modalidades que requieren contacto físico interpersonal continuado con el adversario.

Del mismo modo, se procederá al precinto del mobiliario urbano de uso deportivo: rocódromos, parques de calistenia o máquinas de musculación exteriores.

En relación a las piscinas de uso colectivo, se permite un aforo de 33% y grupos de máximo cuatro personas en las instalaciones descubiertas. En las cubiertas podrán abrirse solo para usuarios que precisen de la actividad con fines terapéuticos y mejora de la salud.

Back to top