• El Consistorio instalará 500 presas nuevas, diseñará rutas y realizará trabajos de mantenimiento
  • El IMD ha invertido durante el último año 1,3 millones en el mantenimiento de los 133 espacios deportivos
  • La Concejalía de Deportes continuará durante los próximos meses con los trabajos de mejoras en las rocas artificiales de los parques Romano, Juan Pablo II y San José 

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del Instituto Municipal para la Promoción de la Actividad Física y el Deporte (IMD), ha iniciado las tareas para equipar el rocódromo del Parque de Las Rehoyas como parte de su objetivo de continuar con los trabajos de mejoras de las instalaciones deportivas municipales. 

La actuación, desarrollada por la concejalía de Deportes dirigida por Carla Campoamor, “busca maximizar la seguridad del espacio deportivo y fomentar la práctica del ‘bouldering’, una modalidad de escalada sin cuerda, por los diferentes espacios de escalada de la ciudad”.

El proyecto de Las Rehoyas tiene como objetivo renovar la instalación de escalada, sustituyendo unas 500 presas y diseñando nuevas rutas de hasta 3 metros de altura. La intervención tendrá una duración aproximada de tres semanas durante las que la instalación estará parcialmente cerrada.

Campoamor apuntó que “la ciudad cuenta con varios espacios perfectos para practicar una gran variedad de ejercicios y deportes al aire libre, especialmente en los parques, donde los ciudadanos pueden hacer actividades como la escalada, los paseos y el running”.

En este sentido, y para garantizar la seguridad de los usuarios y los trabajadores, se realizará un cierre parcial del espacio durante el equipamiento de los espacios. Así, se podrán llevar a cabo las tareas de cambio de presas, revisión de anclajes y conservación de la resina.

La concejala, asimismo, ha apuntado que en los próximos meses se llevarán a cabo más trabajos de mejora en los diferentes rocódromos ubicados en el municipio: Parque Romano, Parque Juan Pablo II y el Parque Urbano de San José.

Carla Campoamor recalcó “el compromiso del gobierno municipal de invertir en las instalaciones del IMD con el fin de garantizar espacios seguros a la ciudadanía”, al mismo tiempo que destacó que, “durante el último año, se han destinado 1,3 millones de euros en trabajos de mantenimiento centrados en carpintería, fontanería, pintura y repavimentación, así como la sustitución y modernización de los equipamientos”.

Back to top