• El proyecto, adjudicado a la empresa Obras y Pavimentos Especiales, SA (OPSA) con un presupuesto de 561.625,81 euros, tiene previsto finalizar a finales de junio
  • Entre 2021 y 2022, el IMD destinará unos 12 millones de euros en la creación de nuevos equipamientos como el pabellón de Jinámar, el Campo de Fútbol de El Lasso o el Parque de El Zardo

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y el concejal de Deportes, Aridany Romero, supervisaron hoy las obras de reforma y mejora de la superficie del campo de fútbol Parque Atlántico que se encuentran ya en su última fase, la cual contempla un presupuesto de 561.625,81 euros.

El proyecto, adjudicado a la empresa Obras y Pavimentos Especiales SA (OPSA), incluye la instalación de un césped sintético de última generación, además de la reparación del firme de la superficie, así como el acondicionamiento de otros equipamientos de este recinto, teniendo como plazo de finalización aproximadamente a comienzos de verano.

Hidalgo destacó, en su recorrido por las instalaciones del campo -en las cuales también estuvo presente la gerente del IMD, Leticia López-, el «esfuerzo inversor» del consistorio capitalino «potenciando el deporte como uno de los pilares de desarrollo y recuperación de la ciudad, generando no solo una mejora integral en la salud de la población sino también fortaleciendo el tejido deportivo con la generación de empleo y de las sinergias sociales que la actividad física proporciona en la ciudadanía».

En este sentido, el primer edil elogió la labor del IMD, que destinará «unos 12 millones de euros en la mejora y creación de nuevos equipamientos entre 2021 y 2022 como el pabellón de Jinámar, el Campo de Fútbol de El Lasso o el Parque de El Zardo».

«Este es un campo que se está reconstruyendo prácticamente de cero, para solucionar todos los problemas que ha tenido en el pasado, tanto de cimentación como de drenaje, utilizando las técnicas más avanzadas como el sistema de «cuatro aguas», corrigiendo su inclinación y desnivel», agregó.

Por su parte, el concejal de Deportes, Aridany Romero señaló la relevancia de esta actuación, analizada y valorada por el IMD como primordial, poniendo de relieve que «desde el organismo municipal estamos finalizando un total de cinco campos de fútbol, en los que se incluyen Costa Ayala y los que están a punto de concluir, como son Parque Atlántico y en breve López Socas».

«Es importante mantener las actuales instalaciones existentes en la ciudad, pero es fundamental también crear nuevas instalaciones y servicios deportivos también para las nuevas disciplinas que queremos albergar en la novena ciudad del país», comentó el máximo responsable del IMD en referencia a obras como las pistas de tenis del López Socas, la cubierta para la pista de hockey en línea del Pabellón García San Román o las diversas actividades alternativas previstas en las instalaciones de El Zardo.

Romero subrayó también «el compromiso con la mejora de la actividad económica de la ciudad en medio de esta alerta sanitaria. Este es el Gobierno municipal que más ha invertido en materia deportiva, así como en proyectos de rehabilitación y de obra nueva, contando con un presupuesto histórico para la ciudad de más de 12 millones de euros para consolidar nuestras políticas de desarrollo del deporte y la actividad física».

El campo contará con una nueva hierba artificial de última generación de 60 milímetros de altura, de alta resistencia y bajo coeficiente de abrasividad, dotado de una fibra con tratamiento anti UVA resistente al calor, al agua y al hielo.

Al mismo tiempo, se ha corregido un problema de desnivel que arrastraba la superficie y que generaba correntías y filtraciones, aplicándose en su acondicionamiento un sistema ‘a cuatro aguas’, suavizando además el drenaje del campo con la inclusión de canaletas de recogida en todo el perímetro del campo. Además, se ha instalado un geotejido flexible debajo de la superficie que reduce de manera drástica las posibilidades de hundimiento del campo.

Back to top